Marshall se suma al juego